miércoles, 5 de julio de 2017

JESUS ENRIQUE COLOMBO CUMBRE EN PAMPLONA ABRE LA PUERTA GRANDE


Grande Colombo y grande como Cesar y Curro Giron así me llego a la memoria cuando vi a Jesús Enrique Colombo, abrir la puerta grande de Pamplona esta tarde en el inicio de los San Fermines de Pamplona.

Ver esa raza esa entrega llena de casta torera sin dejarse ganar la pelea, al ver que su primer toro se derrunbaba, falto de raza y mansedumbre viendo sus ganas de triunfar truncadas por lo flojo y devil de su oponente que se hecho en la arena,floja no acta para torear toreros de a pie si no para caballos de rejoneo, que así acondicionan la arena del ruedo de Pamplona, que en verdad es malo porque los de a pie se juega la vida mas que nadien, donde el ruedo deben estar acto para  los diestros que enfundan el  traje de luces y de casta valiente como lo son todos aquellos que se visten de torero que se juega la vida.

La rabia y la casta de Colombo hizo recordar a Cesar Giron, que nunca se dejo ganar la pelea,salio como una tromba y plasmo en la arena Pamplonica un ramillete de verónicas que  quedaron como los monumentos históricos de los grandes escultores del renacimiento y dijo aquí esta la raza de Venezuela, y se llama Jesús Enrique, para luego clavar con clase y facultades llenos de  elegancia tres pares de banderillas que hicieron que el publico Navarro dijera ese  es el gallo que vamos a sacar en hombros de nuestra plaza de toros,con la muleta se fue de rodillas y dibujo en la arena una tanda de derechazos de rodillas, que hizo que sonara la música sin reparos entregándose el publico Pamplones, ante semejante arrojo de valor y entrega de este Novillero de la tierra de Bolívar,en una faena  llena de sabor y aroma de torero caro en derechazos templados con ritmo sobre la cadera  vaciando al final el muletazo con sabor de torero bueno, siempre rematado con el pase de pecho de pitón a rabo el toro se le queda y le da una voltereta el cual no pasa nada  se para Jesús Enrique con mas casta y torea por Bernardinas escalofriantes,que hace que haya miedo en el publico, entra a matar dejando un perfecto volapié que hace que el bruto ruede a sus pies cortando las dos orejas sin ninguna objeción entre aclamaciones del publico Pamplones que se le entrega  si reparos para sacarlo en en hombros al final de festejo.

Los toros del Parralejo fueron nobles pero con falta de motor algunos, que al final  se pararon siendo colaboradores y poco humilladores el 1º 2º 4º5º6ºno el 3º que se cayó el cual  hubo que apuntillar en el ruedo,los demás alternantes tuvieron, para triunfar Javier Marin que corto una oreja y perdió la del segundo por ponerse  pesado con los aceros. Antonio Catalán tuvo el mejor lote, hizo lo mismo de perder los trofeos por ponerse pesado con la espada, siendo ambos muy ovacionados por su publico ya que Marin es de cintruenigo Navarra y Toñete es considerado de la tierra porque vive en esta provincia así comienza esta edición de los san Fermines de Pamplona 2017¡viva San Fermin!